¿Sobre toda traducción pesa una sospecha?

Convencidos como estábamos de que sobre toda traducción pesa una sospecha, de que las traducciones son (se consideran) hijas bastardas y formas vicarias de un original inmaculado, decidimos hacer un experimento. Nos inventamos un autor alemán (Gerschom Schimelpfennig, Berlín, 1893–París, 1938) y mandamos a cuatro editores (y amigos) una muestra de cinco páginas en Word del «Numa» de Benet, acompañada de la correspondiente fotocopia del falso original alemán. Les dijimos que una amiga nuestra, profesora e investigadora, había traducido uno de sus libros (de Schimmelpfennig, se entiende) y que lo estaba moviendo para su posible publicación en España. Leyeron el fragmento con atención, como de costumbre, y contestaron enseguida (eso es más raro).

  • «De la fluidez» (II), por Juan de Sola. Leer completo en El Trujamán
Anuncios
Esta entrada fue publicada en El Trujamán (CVC), Juan de Sola, Traducción de alemán, Traducción de Humanidades y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s