Naturalidades antinaturales

Me han gustado estas notas de Carlos Fortea sobre una realidad tan constante que llega a parecer natural, y en cambio tiene mucho más de ideológico que de lógico:

… En mi formación de lector adolescente, en la que las novelas bélicas representaron, para bien o para mal, un notable papel, me acostumbré a leer con naturalidad y con inocencia una serie de cosas que se repetían en los distintos textos, generalmente escritos por vencedores, y que al acceder a las lenguas de origen muchos años después dejaron de parecerme naturales y, desde luego, dejaron de parecerme inocentes.

Dejó de parecerme natural que al emperador Guillermo II de Alemania, y solo a él, se le llamara «el Káiser», mientras nuestro castizo Carlos V, que no fue menos káiser que él, era «el emperador» y el Francisco José con sabor a almíbar de las películas de Sissi también lo era, cuando por muy austriaco que fuera también era káiser.

Dejó de parecerme natural e inocente… (leer completo)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Carlos Fortea, El Trujamán (CVC), Traducción de alemán, Traducción de Humanidades. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s