Farolillo rojo

.

Lo intentó durante todo el partido, batiendo la portería rival sin descanso, pero incluso los cafés que parecía que iban a entrar y ya habían puesto al público en pie, impactaron en los travesaños y se perdieron en las gradas del sueño.

.

Anuncios
Publicado en Cosas que pasan | Deja un comentario

4 oct: El espacio europeo de la traducción (PETRA), en Liber

Aunque al parecer los datos aún no son lo completos y correctos que debieran, Liber anuncia, para el día 4 de octubre a primera hora de la tarde, una mesa redonda sobre «El espacio europeo de la traducción», con Adan Kovacsics, entre otros. En la mesa posterior se hablará de los derechos de autor en el mundo digital. Más información, aquí.

Publicado en ACEtt, Adan Kovacsics | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Más raro que una naranja…

Estaba yo leyendo, como acostumbro (es por presumir), cuando topé con un pasajillo que encendió la mecha del trujamán. Les cuento: yo, igual que aquel, nací en el Mediterráneo. Como hijo del sur crecido en el norte, Navidad tras Navidad, lo que canta mi memoria es que a sus atardeceres rojos se acostumbraron mis ojos en las atascadísimas caravanas de la que acabaría siendo la A-2, que soportábamos para festejar amparados bajo el tronco familiar original. Eso es ante todo una imagen: naranjales. Adelante, frena, «parece que la cosa ya arranca otra vez», frenazo brusco o topetazo múltiple: naranjales. «Sí, falta mucho»: naranjales. «¿Queréis dejar de pelearos?» «¡Ha empezado él!»: naranjales. En la infinita cuneta, con notable amor por la coherencia, los tenderetes ofrecían naranjas hasta que al fin comprabas la malla, parabas para comer, entre naranjales, y de postre, naranjas.

Publicado en Adaptación, Otfried Preussler, Traducción de alemán, Traducción de Humanidades, Traducción de literatura infantil, Traducción de novela | Deja un comentario

Algunas reflexiones sobre la traducción, de una entrevista a Carlos Fortea

P. “Si en un texto de cien mil palabras se me han encontrado seis errores así, es más bien un indicio de calidad que su contrario”, decía usted en un artículo sobre la crítica de la traducción. ¿Cree que la crítica literaria se centra demasiado en lo accesorio?

R. La cita pertenece a mi colega Juan Gabriel López Guix, y concuerdo con ella al cien por cien. Creo, en efecto, que en muchas ocasiones la crítica se fija en el detalle para postergar lo que de verdad da valor a una traducción, que es su capacidad para funcionar como un texto autónomo en la lengua de llegada, sus valores literarios propios. Eso conduce a críticas descalificatorias que no tienen sentido de la justicia, por las razones mencionadas en la cita.

P. ¿Cuál cree que es el nivel de la crítica literaria española respecto a la traducción? ¿Qué críticos le parecen los más fiables al respecto?

R. Es que no es un problema de nivel, sino de concepto. Creo que no se aborda el libro como obra integral, sino como una tarea artesanal, y por eso se buscan constantemente las impurezas, los trompicones. No es una cuestión de nombres propios.

Publicado en Carlos Fortea, Crítica literaria, Traducción de alemán, Traducción de novela | Deja un comentario

Traducir libros (monotipo infantil)

El oficio, en monotipia

Publicado en Curiosidades, Traducción de Humanidades | Deja un comentario

¿Es Thomas Bernhard un escritor difícil de traducir?

«No es difícil de traducir. Sólo hay que confiar en el lector, que no es tonto y se da cuenta de que su estilo es muy especial. Por eso ha sido relativamente un fracaso en los países anglosajones, donde han querido normalizar su prosa, y un éxito en Francia, y sobre todo Italia, donde los traductores han sido mucho más respetuosos.»

Publicado en ACEtt, Miguel Sáenz, Thomas Bernhard, Traducción de alemán, Traducción de novela | Deja un comentario

Lo mejor de uno mismo

.

—A este oficio, a la traducción de libros —dijo el homenajeado, con el brillo de una lágrima emocionada magnificada por los cristales— le he dado las mejores dioptrías de mi vida.

.

Publicado en Cosas que pasan, Traducción de Humanidades | Deja un comentario